La situación se debería a la falta de desembolso del dinero por parte del Ministerio de Hacienda, para el cumplimiento de las obligaciones arrastradas desde el año pasado.

Son más de 14.000 niños que no reciben su almuerzo escolar por esta burocracia estatal, que aparte de afectar a los pequeños genera varios tipos de comentarios en la zona, como por ejemplo que se trataría de un castigo al que está siendo sometido el gobernador Mario Varela por su posición política, ya que responde a la disidencia colorada con miras a las internas próximas de la ANR.

Sin querer profundizar en las causas de esta difícil situación, el gobernador departamental recurrió a la diplomacia en sus declaraciones: «En los años anteriores no tuvimos este inconveniente. Los verdaderos perjudicados son los niños y no el gobernador», dijo.

ESPERANZA. Varela mencionó que están esperanzados en que en los próximos días el desembolso aparezca, y los niños puedan disfrutar de un beneficio que les corresponde.

Más allá de la falta de desembolso por parte de Hacienda al programa de almuerzo escolar 2016, la Gobernación, a través de su Unidad Operativa de Contrataciones, llamó a licitación pública nacional para el servicio 2017.

La próxima semana se conocerán las empresas interesadas y adjudicadas. Todo esto pensando que la deuda más tarde que temprano será saldada con los proveedores.

Cabe mencionar que son dos las empresas que ofrecieron el servicio el año pasado en los 22 distritos del Departamento de Caaguazú.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter