La Gobernación del Amambay presentó este domingo en el estadio Río Parapití una torta de 500 metros, a fin de obtener el récord mundial.

Según lo expresado por el gobernador, Pedro González (PLRA), el motivo de esta actividad es llamar la atención sobre el creciente problema del abuso y maltrato infantil, tanto a nivel nacional como mundial.

El gobernador González indicó que, según las encuestas, de cada 10 niños, cuatro son abusados de diversas formas en sus derechos.

Desde tempranas horas de este domingo, más de 500 voluntarios se encontraban preparando juguetes y decorando la enorme torta de frutas frescas que tras su verificación por los representantes de la organización del Récord Guinness, quienes realizaron la medición, entregaron el reconocimiento a los organizadores de la torta más larga del mundo.

El alimento fue servido a los miles de niños que colmaron el estadio.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter