El presidente de la Junta Departamental de Guairá presentó un amparo constitucional para que le permitan ejercer su función como encargado de despacho. Por la noche, el juez Víctor Caroni accedió a dicha petición, según declaraciones de Cándido Aguilera. “Rodolfo Friedmann ya no gobernador, hoy es ciudadano común porque su renuncia sigue firme”, aseguró el asesor consejero de Itaipú.

“Le guste o no le guste, el encargado de despacho es Rodolfo Pereira”, . Según las declaraciones de Aguilera, Friedmann aceptó renunciar al cargo cuando fue presionado por sus concejales, debido a los grandes hechos de corrupción en su gestión. Sin embargo, durante su viaje “decidió negar que fuera su firma”.

“Escandalosos son los actos de corrupción que existen en su gestión, hasta groseros. La gente estaba reventando a los concejales por la prensa y por todas partes los trataban de cómplices y encubridores”, manifestó el colorado. Es por eso que los miembros de la Junta le dieron un ultimátum y él aceptó renunciar luego de su casamiento, según Aguilera.

“Le dijeron que le van a rechazar su balance, que pedirían una intervención y mandarían todos los datos a la Fiscalía de Delitos Económicos. Ahí él les rogó y al final llegaron a un acuerdo y se comprometió a renunciar pacíficamente. Sin embargo, cuando estalló la bomba, empezó a negar que sea su firma”, detalló el colorado.

Con respecto a las acusaciones de Friedmann, quien aseguró que Aguilera intenta usurpar el cargo y liderar un golpe junto con el senador Pipo Alfonso, el asesor de Itaipú afirmó que él no sabía nada del tema hasta que el gobernador lo nombró y se vio obligado a investigar al respecto.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter