El presidente de la República deslindó responsabilidad en la autorización del ingreso del ataúd de Osvaldo Villalba al Buen Pastor. Aseguró que mientras todo ocurría, él estaba reunido con su equipo económico y que se enteró a través de la prensa.

Durante la verificación de las obras de ampliación de la planta de tratamiento de Viñas Cue, el mandatario Mario Abdo Benítez fue consultado acerca de la autorización para el ingreso del féretro del ataúd de Osvaldo Villalba al Buen Pastor, a exigencia de la reclusa terrorista Carmen Villalba.

“Fue un error lamentable, yo estaba en una reunión del Equipo Económico a la tarde, me entero a través de ustedes, de la prensa, pedí informe sobre lo ocurrido y no me satisfizo la explicación del ministro, entonces lo destituí de manera inmediata”, respondió Abdo.

Añadió que comprende la indignación de la ciudadanía, pues no se le puede dar ese privilegio a nadie. Aseguró que él también se indignó porque también forma parte de la ciudadanía.

Pidió disculpas a las familias de los secuestrados y afirmó que “aceptan” el error, pero que lo corrigieron y tomaron las medidas en tiempo y forma.

En cuanto a Édgar Taboada, quien duró apenas unas horas en el Ministerio de Justicia, lo describió como un funcionario  con más de 20 años de carrera, quien cometió un error como cualquier ser humano, pero que ya lo pagó con su salida.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter