La abogada Daysi Irala defendió el uso del derecho que la ley le otorga a la reclusa y ex líder del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Carmen Villalba, de despedirse de su hermano. Criticó que la Policía Nacional haya avasallado en un primer momento la decisión de la directora del penal.

La abogada Daysi Irala explicó que no solicitaron una orden judicial porque no era necesario, ya que no pidieron que la ex líder del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Carmen Villalba, abandone el Buen Pastor.

En ese sentido, indicó que despedirse de un familiar en el interior de los centros de reclusión es un derecho que tienen los internos.

Asimismo, señaló que la directora del Buen Pastor ya había autorizado el ingreso del féretro de Osvaldo Villalba, pero que el jefe policial de la Comisaría 6ª avasalló la autoridad de la funcionaria de Justicia y evitó el ingreso.

Posteriormente, se logró el acceso para que Carmen pueda dar su último adiós a su hermano Osvaldo Villalba, quien había quedado como líder del grupo criminal y fue abatido el domingo en manos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

De igual manera, la abogada aclaró que Carmen Villalba tiene una excelente conducta y no existía ningún obstáculo para que la autoridad policial retrase el ingreso del féretro.

Finalmente, el cuerpo de Villalba, quien desde adolescente se unió al EPP y era buscado hace años por las autoridades, será enterrado en un panteón de la Recoleta.

Tres miembros del EPP abatidos

El enfrentamiento registrado este domingo en Amambay entre el EPP y la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) dejó como resultado la muerte de Osvaldo Daniel Villalba, alias Comandante Alexander; Luciano Argüello y un adolescente indígena con el alias de Simón, quien ya fue identificado.

Antes de enfrentarse a los militares, los integrantes del EPP mataron a dos indígenas Paĩ Tavyterã, identificados como Alcides Romero y Rodrigo Gómez González. Además, presuntamente iban a asesinar a más personas de la comunidad por negarse a colaborar con ellos.

La llegada de los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta permitió que tres miembros del EPP sean abatidos. En poder del grupo armado aún se encuentran el suboficial Edelio Morínigo y el ex vicepresidente de la República, Óscar Denis, en tanto que en manos del Ejército de Mariscal López permanece secuestrado Félix Urbieta. Los familiares no saben nada de ellos.

Autoridades calificaron el operativo como uno de los más importantes en toda la historia de la lucha contra el EPP, por el hecho de que cayó abatido Villalba, considerado el máximo líder del grupo y quien estaba prófugo desde hace unos 17 años.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter