La Fiscalía confirmó que Romina Aylen Peralta de 16 años no falleció por causa de la explosión del vapeador sino que recibió un balazo.

Durante la autopsia descubrieron que había una bala en el cuerpo de la menor.

El hermanastro de la adolescente quedó detenido como principal sospechoso,  se trata de un joven de 19 años.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter