El Ing. Hermann Pankow, quien denuncia desde hace años las irregularidades dentro del fallido proyecto Metrobús, insinuó este martes que la obra fue una excusa para que la administración de Horacio Cartes lave dinero. Realizó estas acusaciones por la actitud del expresidente en torno a la obra ya en 2013.

Pankow dijo hoy a ABC que el repentino cambio de postura de Horacio Cartes en torno al metrobús cuando asumió el cargo en 2013 le hace sospechar que la obra fue realizada para lavar dinero. Además, sostuvo que los legisladores afines al expresidente, así como representantes de Honor Colorado, buscan que Mota Engil —la empresa que ganó la licitación y se llevó millones de dólares sin terminar la obra— sea el “chivo expiatorio” para el cartismo.
El ingeniero recordó que el cartismo primero dijo que el metrobús no era viable tras recibir el proyecto del gobierno de Fernando Lugo y posteriormente de Federico Franco, pero solo tres meses después de asumir dijeron que sí era viable.
“Tengo fundadas sospechas de que sí (se usó la obra para el lavado de dinero (…) Las tres primeras leyes que instaló el Grupo Cartes fueron relacionadas a esto”, sostuvo.
Pankow, quien ayer expuso una serie de denuncias en un encuentro de la Comisión Bicameral que investiga los hechos de corrupción en el proyecto Metrobús, contó que la senadora liberal Zulma Gómez, quien se reconoció cartista, estuvo unos cinco minutos en la teleconferencia, no hizo preguntas, y después “no se la vio más”.
El ingeniero también criticó duramente al Banco Interamericano de Desarrollo, que se niega a colaborar con la investigación, y dijo que este organismo hizo un papel de “guantes blancos” al mirar hacia “otro lado” ante las obras fallidas. Además, aseguró que ellos quisieron imponer sus reglamentos por sobre las leyes del Paraguay.
“Parece que le van a enviar una nota al BID a consultarles si tienen alguna objeción a que se aplique una ley nacional.Lógicamente, ellos no pueden responder que no (…) Ellos pidieron inmunidad”, recordó.
Sobre la empresa portuguesa Mota Engil, dijo que el cartismo quiere instalar la versión de que tiene la culpa de todo. “Mota Engil puede aportar mucho, ellos confesaron un error al empezar la obra sin despejar la franja de dominio. Eso es prácticamente una condena para (el exministro de Obras Públicas, Ramón) Jiménez Gaona”, aseguró.
La representante del BID en Paraguay, María Florencia Attademo-Hirt, se negó a participar en la teleconferencia que se realizó ayer y a la que fue invitada por la Comisión Bicameral. La funcionaria del BID en el país enumeró “normativas” de la entidad bilateral -financista del fallido plan– para declinar la invitación oficial de los congresistas. La representante del BID es la única que se niega a cooperar.
Las obras del metrobús comenzaron en enero de 2017 y debían terminar en agosto de 2018, es decir, en 18 meses. Sin embargo, pese a la extensión a 22 meses (debía haber terminado entre diciembre de 2018 y enero de 2019), la obra jamás concluyó, causando enormes pérdidas para los frentistas de la ruta Mariscal Estigarribia en San Lorenzo y Fernando de la Mora.
El gobierno de Mario Abdo decidió, finalmente, derribar todo lo construido este año.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter