El director del Tránsito de la ciudad, William Vera, indicó que, desde este mes, reforzaron los controles con la integración de la Fiscalía y la Policía para intentar una disminución de infracciones. “La Policía tiene expresa orden incluso de requerir el uso de casco. Buscamos, además, que los jóvenes dejen de utilizar los medios de transportes si no tienen la edad sufiente”, explicó.

Añadió que hay unas 50.000 motocicletas registradas. De esta cifra, al menos la mitad es utilizada actualmente por menores de edad, de acuerdo a datos oficiales del municipio ovetense. “Vemos a los chicos de 12 años manejando moto. Más por los barrios, yendo a la escuela, pero no deja de ser peligroso”, expresó Vera. Agregó que en la mitad de los accidentes son los menores los que se ven involucrados.

Recordó que un adolescente, al mando de un auto o una moto, puede costar a los padres hasta 10 jornales, unos G. 785.050, además de remitir el caso a la Fiscalía por ser hecho punible. “La gente se olvida de que, a partir de los 14 años, ya son imputables”, dijo Vera.

 

 

 

 

Fuente: Extra.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter