El asesinato de un hombre en la localidad de Cambyretá, Departamento de Itapúa, según los investigadores tendría como trasfondo un ajuste de cuentas entre abigeos que operaban entre Nueva Alborada, Cambyretá y Capitán Miranda, entre otros.

La víctima fatal fue César Osvaldo Riquelme Talavera, de 44 años, quien fue asesinado en una vivienda en Barrero Guazú, Cambyretá, Itapúa, y en principio la Policía apuntaba a un robo con resultado de muerte.

Sin embargo, con el correr de las horas y el análisis del escenario del crimen, la hipótesis principal apunta a un ajuste de cuentas entre abigeos, ya que en la casa había objetos de valor que no fueron llevados por los sujetos, lo que debilita la presunción de robo.

Otro hecho que refuerza la teoría de un “ajuste” es que, según la pareja de la víctima, Wilma Lutz, escuchó que uno de los desconocidos dijo “que ya sabía demasiado y que nunca más dispararía hacia ellos”, seguidamente efectuaron tres disparos.

Todo apunta a que el ahora fallecido conocía detalladamente quiénes serían los miembros de esta banda de abigeos.

Según la versión de la mujer, dos hombres con pasamontañas y guantes la sorprendieron cuando salió de la casa para irse al baño que está ubicado a unos 15 metros de la vivienda, siendo reducida y llevada a un baldío cercano donde la maniataron; posteriormente, los sujetos ingresaron a la casa donde se encontraba descansando su pareja y lo ejecutan en su propia cama.

Luego de asesinar a la víctima, los delincuentes se habrían llevado una escopeta calibre 12 y dos rifles, así como dinero en efectivo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter