Norma Vega (33) apareció muerta en la madrugada de este jueves, en una habitación en la que estaba con su pareja, Teodoro Martinez (51), en el barrio Isla Bogado de Luque.

Familiares del hombre señalaron que hallaron a la fallecida en el suelo, en tanto que Teodoro dormía profundamente en la cama. Ambos, dijeron los parientes  a la policía, habían empezado a beber cerveza desde la tarde noche del miércoles.

La fiscal interviniente, Mirtha Ortiz, ordenó la realización de una autopsia en la morgue del Poder Judicial. El resultado fue dado a conocer en la tarde, y arrojó como dictamen forense- que el fallecimiento de Norma fue consecuencia de un infarto.

No obstante el probable descarte de feminicidio que deriva de la muerte por infarto, la fiscal Ortiz dejó por ahora, la realización de nuevos procedimientos para desechar totalmente la hipótesis del crimen.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter