Una niña de 4 meses fue atendida de urgencia en el hospital regional por un cuadro severo de deshidratación, la beba estaba siendo tratada por un “medico naturalista”.

La defensa de Pública  Especializada de la Niñez y adolescencia intervinieron en el caso de una niña que presentaba un cuadro de deshidratación .La defensora pública Lorena Aranda constató que la menor necesitaba atención médica urgente.

Tras ser inspeccionada la niña quedó internada en el hospital, en tanto los padres se comprometieron a seguir las instrucciones médicas tras recibir una advertencia.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter