El Ministerio Público confirmó que la fiscal de Ñemby, Laura Guillén, obtuvo por parte del juzgado, la condena de 11 años de pena privativa de libertad para el autor de un hecho de Robo Agravado y Coacción Sexual

La investigación del hecho refiere que en fecha 31 de julio del año 2019, a las 10:00 aproximadamente, el acusado Eduardo Achucarro Villalba se encontraba a bordo de una motocicleta en compañía de otro sujeto. En un momento dado, sobre la avenida Caaguazú de la ciudad de Ñemby, al costado del cementerio, descendió de la motocicleta, con arma blanca en mano, intimó a una adolescente para que le haga entrega de su aparato celular como también para manosearla en sus partes íntimas.

Posteriormente Achucarro se dio a la fuga, pero más tarde fue aprehendido por los vecinos que presenciaron el hecho.

Del poder del mismo se incautó el aparato celular de la víctima y un arma blanca, cuchillo de 23 cm aproximadamente.

Si bien la condena se verificó sobre el específico caso, los investigadores señalaron que el delincuente ahora condenado, tendría en su haber varios casos similares, pero que las víctimas, por temor, no realizaron denuncia formal.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter