María Esmilda Benítez Vera y Mirna Mendoza Romero, fueron convocadas ante la Fiscalía en julio del 2016, por una causa abierta contra la asociación, ya que las mismas estaban sindicadas como miembros de la mesa directiva de la sociedad.

Ambas negaron pertenecer a la asociación de maestros y declaran que jamás firmaron ningún documento del mismo. Además, alegan que en el momento de la citación por parte de la Fiscalía, se enteraron que pertenecían a dicha asociación y que eran directivas de la misma.
La Asociación de Educadores Oviedo Poty tiene su origen en el año 2009 y proporcionaba créditos bajo la figura de ‘descuento ministerial, en concepto de aporte social de cuotas de préstamos’.
Las docentes exigen a al fiscal Alfirio González que acelere el proceso de la causa, para que ellas puedan quedar desvinculadas del caso, ya que la situación afecta de manera comprometedora sus trabajos como maestras.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter