Uno de los cinco detenidos por el asesinato del fiscal contra el crimen organizado, Marcelo Pecci, declaró –en una audiencia reservada– que fue contratado por el Primer Comando Capital (PCC) para el asesinato ocurrido en Colombia.

Catalina Vargas, periodista de Caracol Noticias, informó  a NPY que uno de los detenidos por el asesinato del fiscal contra el crimen organizado, Marcelo Pecci, ocurrido el 10 de mayo pasado en Colombia, brindó detalles de los autores morales y aseguró que el Primer Comando Capital (PCC) tiene directa participación en el crimen.

Manifestó que tres de las cinco personas detenidas el pasado viernes, en el marco de la investigación, están dispuestas a colaborar con la Justicia colombiana y se espera que la colaboración se pueda hacer efectiva ante la Fiscalía General de la Nación este martes.

La comunicadora dijo que los implicados en el atentado recibieron la suma de USD 120.000, pero los mismos no tenían la certeza de quién era la persona a la que iban a asesinar. Los sicarios no sabían que Pecci era fiscal, sino que les dijeron que era un empresario y que el trabajo se trataba de un ajuste de cuentas.

Los sospechosos, identificados como Wendel Scott Carrillo, venezolano; Francisco Galeano, Eiverson Zabaleta, Cristian Camilo Monsalve y Marisol Londoño fueron capturados el viernes pasado en Medellín y luego trasladados a Cartagena para el proceso.

Todos fueron imputados este lunes por los presuntos hechos punibles de homicidio agravado y fabricación, tráfico y portación de armas de fuego.

Scott Carrillo es el principal sospechoso de ser el autor material del crimen, ya que habría realizado los tres disparos que acabaron con la vida de Marcelo Pecci, mientras que Galeano sería el articulador y financiador del crimen.

Zabaleta aparentemente se encargó de trasladar a los sicarios hasta la playa donde estaba Pecci con su esposa, Claudia Aguilera, y Monsalve junto con Londoño, madre e hijo, habrían sido los encargados de marcar los pasos del difunto representante del Ministerio Público.

Las autoridades colombianas se abocan en la búsqueda de Gabriel Carlos Luis Salinas, de nacionalidad venezolana, quien manejó la moto acuática en la cual iba el sicario desde Playa Blanca hasta el hotel Decameron.

Marcelo Pecci, de 45 años, quien fue delegado de la Unidad contra el Crimen Organizado del Ministerio Público y titular de la Unidad contra el Narcotráfico, fue asesinado de tres disparos de arma de fuego por dos sicarios durante su luna de miel en una isla turística frente a Cartagena, en Colombia.

Una de las principales hipótesis de la investigación es que el asesinato se habría gestado desde las cárceles de Estados Unidos. Sin embargo, no se descarta que estén involucradas estructuras de Brasil y Paraguay en el hecho.

Las autoridades de Colombia, EEUU y Paraguay trabajan conjuntamente en la investigación del crimen. En los últimos tiempos se abocaron a la identificación de los autores materiales e intelectuales del crimen del fiscal paraguayo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter