Este lunes la Policía detuvo a tres presuntos empleados infieles que habrían robado kits escolares. Los funcionarios se encargan de envasar estos elementos escolares y luego almacenan en depósitos para su posterior distribución.

El presunto robo quedó en evidencia debido a que los sujetos desviaron su itinerario del móvil en donde llevaban las cajas con los materiales, cuatro de estas fueron bajadas en una vivienda y luego retomaron su camino.
Este proceder fue detectado por la propietaria de la firma, Transruta Logística, ya que ese camión contaba con GPS.
Tras el aviso a la Policía, los intervinientes fueron hasta la vivienda en donde quedó marcada la ubicación del rodado y hallaron los kits.
Quedaron detenidos y a disposición del Ministerio Público: Rubén Ruiz Diaz Cabral, José Daniel Armoa López y Erik Paiva López. En la casa de este último, según la policía, se dejaron las cajas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter