Cuatro taiwaneses y ocho brasileños fueron detenidos por la policía, tras comprobarse que son parte de un equipo de exotrsionadores, que operaban a gran escala desde Ciudad del Este.

Sus víctimas eran mayoritariamente brasileños, de quienes recababan previamente datos para usarlos en sus “aprietes”, conforme explicó el comisario Carlos Duré, jefe de Investigación de Delitos de la capital altoparanaense.

Además de equipos informáticos, utilizados en sus operaciones, los intervinientes también decomisaron drogas, armas y uniformes de  la policía federal del Brasil y paraguaya.

El comisario Duré expresó que llamó la atención que el departamento, bien montado en cuanto a equipos, en cambio no tenían mayores comodidades de vivienda, a pesar de que todos vivían en el lugar.

“Tenían montado el sitio con todos los equipamientos para hacer creer a sus víctimas de que era una oficina de la policía Federal del Brasil, desde allí estafaban y extorsionaban”, subrayó Duré.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter