El hombre fue detenido en el barrio Primavera de la ciudad sampedrana de Capiibary, confirmó la Policía local. El fiscal del caso, Rusbell Benítez López, ya lo imputó por el delito que se lo acusa, según nuestra fuente.

Los investigadores del caso indicaron que la menor vivía con su padrastro en la zona de Capiibary y desde que tenía siete años abusaba de ella y la menor no podía denunciar ante sus familiares porque estaba amenazada, siempre según nuestra fuente de la investigación.

Actualmente la menor tiene 14 años y fue a la capital junto a su madre, que supuestamente se separó del presunto depravado y contó lo ocurrido.

Ante esta situación se realizó la denuncia en la ciudad capital y la causa fue enviada a Capiibary, cuyos agentes rápidamente actuaron y pudieron aprehender al sujeto, quien estaba a punto de escaparse porque se filtró aparentemente la información de que se lo estaba buscando. La menor había sido sometida a varios sofisticados estudios a cargo del Ministerio Público, confirmaron las fuentes.

Violencia familiar en auge

Según datos proporcionados por el comisario principal Francisco Gómez Aquino, titular de la comisaría 17ª Capiibary, en estos últimos tiempos aumentaron los casos de violencia familiar en la zona.

“No podemos precisar los factores principales, pero en algunos casos pudimos captar que las causantes son el consumo de bebidas alcohólicas, falta de trabajo, la gente no quiere trabajar, dan prioridad a otras cosas”, señaló el jefe policial Francisco Gómez Aquino.

Reveló que cuando se cambió la expectativa de pena mermó considerablemente, pero unos meses después las estadísticas subieron de manera ampliamente. “También existen casos en donde la pareja se dejan y mayormente el hombre pretende volver a la fuerza, lo que desencadena en la violencia. Nosotros damos mucha prioridad a estos casos para evitar el feminicidio”, explicó el jefe policial.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter