El titular del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) dijo que la idea es empezar a aplicar el salario profesional docente a partir del próximo año y que ese ajuste del 12% se replique por los próximos cuatro años. Alegó que ello requerirá un total de inversión anual extra de US$ 79 millones, que según Riera se obtendrá mediante recortes a obras públicas.

El ministro dijo que únicamente el presidente Horacio Cartes solicitó una evaluación y formación permanente de los docentes. «Con eso llegaríamos de G. 2 millones a los G. 3 millones de salario básico en los próximos cuatro años por cada turno, y con dos turnos se llegaría a G. 6 millones. Con la inflación con suerte se podría tener en 4 años a docentes ganando G. 7 millones y lo único que el Presidente pidió a cambio es un un compromiso de capacitación y evaluación permanente porque necesitamos mejorar la calidad de la formación docente», dijo Riera.

Por su parte, Gabriel Espínola, de la OTEP-A, uno de los gremios que encabezan esta huelga, dijo que la oferta «supera mi expectativa y es más que favorable».

Espínola solamente pidió que, además del aumento, no se terminen los fondos de excelencia que son utilizados para formación docente, principalmente para enviar becados a otros países.

A su turno, Silvio Piris, secretario general de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP), consideró positiva la apertura del Gobierno, calificándola de “un avance importante” y sostuvo que es una base fundamental para seguir negociando. Informó que sobre esta propuesta mañana se analizará en reunión de representantes de gremios docentes donde definirán si se desactiva o no la medida de fuerza que vienen impulsando desde la semana pasada.

Recordó que paralelamente a esto, como estipulan las normativas, debe darse lo de la carrera docente de forma fraccionada.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter