Óscar Giménez (24), vicesargento de Comunicaciones, se encuentra en coma inducido en el Hospital Militar, con un politraumatismo y una pierna amputada.

“Vamos a esperar las 48 a 72 horas a que reaccione, esta madrugada se le hizo una tomografía computarizada y hay que esperar ese resultado”, comentó Óscar Giménez, papá de la víctima.

Comentó que 20 de sus camaradas se acercaron a brindar apoyo y a donar sangre, pero ninguno explicó qué sucedió durante el accidente.

No obstante, don Óscar comentó que su hijo se encargaba de cumplir con trabajos de comunicación y no con este tipo de tareas, sin embargo, se vio obligado a acatar una orden superior.

“No le pueden alzar ahí, él no es especialista, no tiene capacidad para eso”, aseguró el padre mientras acompañaba a su esposa que lloraba desconsoladamente.

Mientras tanto, la Justicia Militar investiga si existió o no negligencia en el caso, pues resulta llamativo cómo pudo haber cedido el cabo de la grúa.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter