Guadalupe Acosta realizó la donación de un terreno para el refugio de animales Mi Nuevo Hogar quien se encarga desde hace varios años recoger y cuidar a animales de la calle para luego darlos en adopción.

Supuestamente la mujer donó un terreno  para la construcción de un refugio para “Mi Nuevo Hogar”y dicha organización inició con la recepción de donaciones para iniciar con las obras .

La organización recaudaba materiales de construcción de aportes de personas solidarias y empresas  particulares, los aportes empezaron a llegar y se pudo iniciar con la construcción en el predio “donado” , cuando en plena ejecución de la obra la propietaria del terreno se habría arrepentido.

Luego de la nada la mujer retiro la donación de su terreno para el refugio indicando que supuestamente no estaba de acuerdo  con la forma de trabajo implementada por la organización que viene trabajando durante años con el mecanismo de siempre  y que es de publico conocimiento de la ciudadanía, ya que subsiste gracias a la solidaridad ovetense.

El pago de contratista y albañiles  fue realizado con el aporte de particulares realizados a nombre de Mi nuevo hogar, según publicó la organización en su cuenta de facebook.

Lo que llama la atención es que haya retirado su donación justo cuando la construcción estaba en etapa avanzada.

La mujer no solo se habría quedado con el refugio que fue construido gracias a donaciones para Mi Nuevo Hogar sino también con algunos animales  y hasta le puso otro nombre “Refugio San Francisco” .

Aparentemente hasta el momento no devolvió el costo de la construcción a la organización .

La organización  publicó el hecho en redes sociales con capturas de las conversaciones.

MI NUEVO HOGAR una organización sin fines de lucro que fue fundado en el año 2013 por un grupo de jóvenes ovetenses solidarios que rescatan animales domésticos abandonados , les dan un tratamiento y luego les buscan un hogar.

Los animales vivían en un refugio temporal hasta que pudieran adquirir un terreno propio y los voluntarios cubrían los gastos gracias a las donaciones, pero durante la cuarentena por la pandemia la situación se puso bastante difícil .

A duras penas lograban juntar para costear los tratamientos de los animales , algunos voluntarios inclusive pagaban los tratamientos de los animales de su propio bolsillo .

 

 

 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter