Justina, madre de Teofilo González

Teófilo González, el niño proveniente de Alto Verá, Itapúa, estuvo internado desde hace un mes en el “Acosta Ñu”. Ya tenía puesto un corazón artificial ante su grave cuadro, mientras esperaban la aparición de un donante de corazón.

El menor, que se encontraba conectado al equipo de circulación extracorpórea (Ecmo), sufrió complicaciones en la etapa final de su enfermedad y no pudo resistir, confirmó la jefa del departamento de Cardiología del Hospital, Dra. Nancy Garay.

Dijo que tuvo complicaciones finales y terminales de su penosa y larga enfermedad. “Desafortunadamente no se pudo contar con un donante para salvarle la vida”, dijo Garay.

Teo estuvo conectado cuatro semanas al Ecmo, que ayudaba a que su corazón pudiera seguir latiendo. Garay señaló que se trataba de un niño que padecía una enfermedad congénita, quien nunca antes de sus complicaciones había sido asistido.

Detalló que recorrió cuatro grandes hospitales hasta que llegó al hospital “Acosta Ñu” hace poco más de un mes para su tratamiento final, pero lastimosamente no se le pudo realizar el trasplante de corazón, que era la única manera de que siguiera con vida.

La doctora dijo que lamenta mucho la pérdida, al igual que el plantel médico como el funcionariado en general. Señaló que han acompañado en todo momento a su humilde familia. Acotó que actualmente el servicio social del hospital se encuentra realizando todas las gestiones que corresponden para enviar al pequeño hasta su morada final en su pueblo natal.

Su padre,. Pide ayuda por parte de la ciudadanía para llevar los restos de su hijo hasta su vivienda, en el sur del país. Cabe recordar que Teo provenía de una familia de escasos recursos.

Para contactar con Martín González, la gente puede llamar al (0983) 648-960 para ofrecer algún tipo de ayuda a los padres de Teo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter