El cadáver de la actriz de ‘Glee’ ha sido recuperado del lago Puri, en lugar en el que fue vista por última vez el pasado miércoles junto a su hijo.

Las autoridades de California han encontrado el cuerpo sin vida de Naya Rivera, la actriz de ‘Glee’ que desapareció el pasado miércoles en el lago Piru mientras disfrutaba de una jornada de diversión junto a su hijo de cuatro años. A través del perfil oficial de Twitter de la policía del condado de Ventura informaron de que en la mañana de este lunes habían encontrado un cuerpo en el lago, y el portal TMZ ha desvelado que efectivamente es el cadáver de Naya, que ha fallecido con tan solo 33 años.

La intérprete de origen puertorriqueño fue vista por última vez a través de unas cámaras de seguridad que filmaron cómo aparcaba su coche y se dirigía con el pequeño hacia el bote que alquilaron. Tiempo después, otra embarcación halló el bote con el menor, Josey Dorsey, con el chaleco salvavidas dormido en la cubierta. En ese instante avisaron a las autoridades, que tras hablar con el pequeño supieron que había visto a su madre entrar en el agua pero no salir.

Enseguida se organizó un operativo de búsqueda para dar con el paradero de la joven actriz, y tras varios días de incansable actividad, han conseguido encontrar el cuerpo, lamentablemente sin vida. La principal hipótesis que barajaba la policía tras las primeras 24 horas de rastreo era que había fallecido ahogada, pero habrá que esperar a la autopsia oficial y a la conferencia de prensa para conocer el motivo.

El hallazgo coincide con el séptimo aniversario de la muerte de Cory Monteith, otro de los protagonistas de la famosa serie ‘Glee’ que falleció por una sobredosis. La producción estadounidense vive una auténtica maldición, pues muchos de los actores que han formado el reparto han tenido serios problemas: suicidios, detenciones, agresiones… El último capítulo de esta triste historia, es el que ha protagonizado con su triste fallecimiento Naya Rivera.

Sus últimos mensajes en Instagram, desgarradores

Tan solo unos días antes de su desaparición, Naya Rivera publicó una reflexión sobre la vida con una bonita fotografía en su perfil de Instagram. “No importa el año, la circunstancia o las luchas diarias, estar vivo es una bendición. Aprovecha al máximo hoy y todos los días que te regalen. El mañana no está prometido“, expresó, unas palabras que han causado un gran dolor en sus seguidores al ver que su aprecio a la vida se ha visto truncado de manera temprana.