De acuerdo a los primeros reportes, el menonita Peter Blatz que viajaba con su hijo, Bernhard Blatz Friessen (22), fue interceptado en un camino vecinal y el joven fue llevado a la fuerza por desconocidos, quienes igualmente se alzaron con la camioneta en la que se desplazaba la víctima.

Se menciona que el padre corrió a refugiarse en el monte pero su hijo quedó en el camino, y fue capturado por los malvivientes, según datos

La versión que se maneja, además, es que el colono habría podido llamar a alertar a otro colono del secuestro. “Epp se llevó a mi hijo”, habría sido lo único que dijo el padre del joven. Ahora no se tiene contacto con él, por lo que se desconoce su suerte.

Tras la alerta, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), envió un equipo de inteligencia y efectivos del orden hacia el sector, informaron fuentes oficiales.

El hecho tuvo lugar alrededor de las 13:00 en una zona poco poblada conocida como “Estancia Lucipar”, en las cercanías del límite con el departamento de Amambay.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter