El decreto se basa en un informe presentado por la Administración Nacional de Electricidad (ANDE). La idea sería distribuir mejor la carga de energía, según la demanda de suministro eléctrico en las horas claves de uso, que son por la mañana y por la noche. Pretenden que los consumos comerciales y residenciales no sean superpuestos.
 Según el informe estatal, las líneas de transmisión que transportan la energía eléctrica a los centros de consumo, podrían alcanzar en el horario de punta de carga del Sistema Interconectado Nacional (SIN) niveles de cargas superiores a los recomendados.
Cambios. La normativa establece la modificación horaria a nivel nacional, dos veces al año, de acuerdo con las estaciones, estableciéndose de esta forma los horarios de invierno y verano.La medida gubernamental, que rige desde el año 2014, estableció que a partir del cuarto domingo de marzo de cada año, se atrase la hora oficial en todo el territorio nacional.

Igualmente, el primer domingo de octubre, se adelantará la hora para la vigencia del horario de verano.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter