“Dale C, dale C, dale dale C”. Así cantaba Matías G. (24) en las gradas del estadio Villa Alegre, de Encarnación, donde fue a disfrutar del partido entre Sportivo Guaireña y Cerro Porteño. En medio del tranque, su celular sonó. No fue un mensaje de WhatsApp, sino un aviso de alarma de que en su casa ¡entraron a robar!

El tipo pudo ver desde su celu cómo dos arrieros tocaban el timbre de su casa en varias oportunidades, y como nadie atendía aprovecharon e ingresaron tranquilamente a la vivienda ubicada en el barrio Ka’aguy Rory de Encarnación. Allí nomás el tipo dio aviso a la Policía, quienes más rápido que Flash acudieron al lugar y le cayeron de sorpresaité a los malevos.
Los dos delincuentes, al ver la presencia de los uniformados, intentaron escapar, pero no tuvieron suerte. Uno de ellos se quejó bastante de dolor en el tobillo porque intento escapar saltando la muralla del vecino.
Los uniformados recuperaron computadoras y varios elementos. Los detenidos calientan sus cuerpitos en la comisaría.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter