Esta tarde falleció César Zaracho, de 42 años, un hombre que había ido el pasado lunes a realizar compras al supermercado Luisito de Capiatá y que había tenido la desgracia de encontrarse en medio del fuego cruzado entre la banda de delincuentes y guardias de seguridad durante el asalto donde se alzaron con más de G. 300 millones.

El violento asalto ocurrido el lunes, y que conmocionó sobre todo por la intensa balacera que se produjo en el estacionamiento del centro comercial en horario de plena afluencia de clientes vuelve a ser noticia, esta vez por la muerte de una persona que nada tenía que ver con el caso.
El hombre se encontraba internado en el Instituto de Previsión Social (IPS) y tras ser alcanzado por un disparo de arma larga durante el asalto.

Zaracho se encontraba en el estacionamiento del centro comercial, cuando los malvivientes interceptaron a los guardias de la empresa Prosegur antes de que puedan abordar el camión blindado. Videos de testigos evidenciaron que los disparos fueron incesantes, llegando incluso a cerca de un minuto de manera ininterrumpida

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter