La fiscala Katia Uemura responsabilizó al periodista Humberto Coronel por “regalarse” a los sicarios que ayer lo asesinaron a balazos en Pedro Juan Caballero. Consideró que ni la Policía ni el Ministerio Público tuvieron culpa alguna, ya que el comunicador -según dijo- no quiso tener custodia. Argumentó que ante las primeras amenazas, la propia víctima ya debió haberse resguardado o “tratar de arreglar las cosas”.

Según los datos brindados por la agente del Ministerio Público encargada de investigar el asesinato del periodista Humberto Coronel , este se negó a tener custodia personal luego de haber recibido amenazas. Sin embargo, Katia Uemura afirmó que la Fiscalía dispuso que agentes policiales permanezcan en “la manzana” de la radio donde trabajaba.
“Tanto el Ministerio Público como la Policía han estado a disposición del mismo, la Fiscalía ordenó un custodio policial permanente y la Policía se dispuso. Fue una decisión personal de Humberto el rechazar en ese momento”, detalló.

La fiscala Umeura además dio a entender que el comunicador debía haber tenido más cuidado luego de la amenaza recibida, para no ser asesinado. “No atribuiría a la Policía ni a la Fiscalía esa responsabilidad, porque una persona amenazada directamente debe resguardarse… De repente, tratar de arreglar las cosas si es que la situación lo permitiera y no estar así regalándose”, expresó.
Reiteró que ella considera que tanto la Fiscalía como la Policía “en este caso muy particular” sí activaron los mecanismos de protección y seguridad.
Coronel fue uno de los dos trabajadores de prensa de Pedro Juan Caballero que en junio pasado denunciaron que recibieron un escrito en el que se expresaba que “sabían mucho y que debían ser eliminados”.

·
Según “dato anónimo” el periodista asesinado recibía dinero para callar información Por otra parte, indicó que los agentes que estaban asignados a la zona ya fueron entrevistados preliminarmente y estaban a unos 100 metros de la radio Amambay al momento del crimen. Los celulares de ambos uniformados van a ser peritados, al igual que el de la víctima.

Por otra parte, contó que luego del hecho llegó un mensaje anónimo a la página de Facebook de la radio, en el cual una persona afirmó que supuestamente el periodista recibía dinero para callar una información. “Y que muchos más podrían morir por eso”, agregó.

Aclaró que no puede señalar qué información se menciona, para no entorpecer la investigación, pero tampoco descartó que sea solo un intento de desviar el sentido de los trabajos.
Así también, la agente de la Fiscalía señaló que los datos del celular del comunicador podrían ser cruciales, por lo cual van a estar esperando los resultados de las pericias. También harán el seguimiento de los sicarios a través de las cámaras de la zona y del Sistema 911, para poder identificarlos

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter