La Fiscalía imputó este lunes a un agente de la Policía Nacional por el supuesto hecho de violencia familiar, además solicitó rebeldía al Juzgado Penal contra el mismo, ya que no acudió al lugar donde presta servicios de guardia y a la fecha se encuentra con paradero desconocido.

Se trata del agente policial identificado como Rodrigo Ariel Cardozo, de 29 años, quien fue imputado por la fiscala de la Unidad Penal 2 de la Fiscalía zonal de Itá, Daysi Sánchez Delgado, por el supuesto hecho de violencia familiar.

La fiscala se encuentra realizando todas las diligencias de rigor a fin de esclarecer el hecho. Además, solicitó rebeldía al Juzgado Penal contra el mismo, ya que no acudió a la Comisaría de Lambaré donde presta servicios de guardia y en la fecha se encuentra con paradero desconocido, informó el Ministerio Público.

Sánchez explicó que desde la Comandancia de la Policía Nacional le comunicaron al uniformado que tenía una orden de detención y que debería presentarse en su unidad donde presta servicios, sin embargo, el agente no se presentó.

“Según reportes de la víctima, ella sigue teniendo amenazas. Está resguardada en un lugar donde creemos que está segura, porque teme por su vida. Esta mañana temprano presenté la imputación y está con pedido de prisión preventiva”, expresó en conversación con C9N.

Manifestó que, según la víctima, es la tercera o cuarta vez que es agredida por el hombre y que en esta última ocasión ella llegó a su casa y encontró al uniformado con otra mujer, también personal policial y en ese momento fue agredida.

Aseguró que la víctima presenta golpes en todo el cuerpo y que en el rostro tiene rastros de golpes de puño.

El caso

El hecho se registró el 30 de agosto pasado alrededor de las 5.30, en la vivienda ubicada en la compañía Itá Potrero, en el kilómetro 40 de la ciudad de Itá, en el Departamento Central.

Según la denuncia, el agente policial habría agredido de forma física a su pareja, la agarró del cuello y la apretó contra la pared intentando asfixiarla. También la golpeó con un puño cerrado en el ojo lado derecho. Asimismo, le propinó golpes en varias otras partes del cuerpo.

La víctima manifestó al Ministerio Público, en su declaración testifical, que mantiene relación con el imputado desde hace dos años y que viene sufriendo agresiones tanto físicas como sicológicas.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter