En la noche del miércoles se conoció el caso de un niño de 9 años que fue hallado ahorcado con el cinturón de seguridad de la furgoneta en donde estaba esperando a su madre, quien bajó a hacer una consulta en el Hospital San Pablo.
La madre volvió en reiteradas oportunidades a ver cómo estaba su hijo, pero en una de esas verificaciones lo halló en el asiento trasero con el cinturón de seguridad enrollado al cuello. Pese a que recibió los primeros auxilios, no respondió a los procedimientos de reanimación.
El médico forense del Ministerio Público, Felix Colmán, indicó , que no encuentra una explicación de cómo se pudo producir la muerte de este niño, ya que no logra entender de que manera se activó el cinturón con el vehículo estacionado.
Además manifestó que en los más de 10 años que trabaja como forense en la Fiscalía, nunca vio un accidente de estas características.
También agregó que le es difícil asimilar cómo un cinturón de seguridad, que es ancho, pudo enrollarse al cuello del menor, y según la verificación primaria realizada al cuerpo, las lesiones que tiene el niño en esa zona no son las comunes como normalmente se da en los casos de muertes por ahorcamiento.
Este jueves se practicará una autopsia al cuerpo, y el galeno anticipó que lo más probale es que solo se confirme la causa de muerte, ya que los elementos con que se cuenta hasta el momento no develarían de que manera llegó a perder la vida.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter