Se comprobó que un padre abusó de su hija de 8 años en el 2011. 9 años después el sujeto fue sentenciado a 4 años y 6 meses de cárcel.

En 2016, la directora de un colegio reportó que una de sus alumnas de 8 años era abusada sexualmente en reiteradas ocasiones desde el 2011.

Las pesquisas apuntaron contra el padre de la menor quien fue enjuiciado por abuso sexual en niños.

Después de 9 años, un Tribunal lo condenó a 4 años y 6 meses de cárcel.

La fiscal María José Abed presentó declaraciones de la víctima, testigos, informes psicológicos, reporte de trabajadora social y otras valiosas pruebas documentales.

Estos elementos no bastaron para aumentar la pena de cárcel ya que este juicio se rigió por la antigua ley cuya pena máxima era de 6 años.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter