Arnaldo Gaona cuando era defensor de los Eisen.

El acta de imputación fue presentado por el Ministerio Público el 22 de diciembre de 2016. El agente fiscal Alejandrino Rodríguez, titular de la unidad penal N° 3, de Caaguazú, fundamento las sospechas de delito en una pericia caligráfica realizada por la Dirección de Laboratorio Forense.

El caso guarda relación con la falsificación de la firma de Joel Eisen. La denuncia fue presentada por el abogado Arnaldo Gaona, con matrícula profesional Nro. 4556, quien solicitó al Ministerio Público la investigación y detención de las personas responsables del delito. El pedido fue realizado el 22 de diciembre de 2014.

En su escrito, el abogado Arnaldo Gaona señalo que “consideramos un grave hecho de falsifidación y adulteración de firmas con el único objetivo de engañar al órgano jurisdiccional”.

Agregó que “denuncio la grosera falsificación y adulteración de firmas y escritos judiciales”.

A pedido de Arnaldo Gaona, el Ministerio Público inició la investigación de falsificación de la firma de Joel Eisen.

El paciente trabajo del fiscal Alejandrino Rodríguez permitió conocer un trama que involucra a la exjueza Gladys Escobar Melgarejo, a la actuaria Jasmín Anahi Rivas y al abogado Raúl Gauto Bobadilla quienes habrían actuado en complicidad para inventar un expediente con la firma falsa de Joel Eisen.

El expediente surge en momentos en que la propiedad de la familia Eisen estaba ocupada por Luis Anibal Schupp, Nivaldo Ourikes Kestring y María Magdalena Díaz Vda. de Dirks. El abogado Raúl Gauto Bobadilla prepara los documentos, la actuaria Jasmin Anahí Pereira falsifica la firma y la entonces jueza Gladys Escobar Melgarejo ordena la devolución de su propiedad a los Eisen.

La orden judicial de reposición de inmueble se convirtió en un negocio: ofreció en venta a la familia Eisen por 250 mil dólares. La propuesta fue rechazada y Arnaldo Gaona, entonces abogado de los Eisen, presentó la denuncia de falsificación de firma.

El 17 de agosto de 2015, el fiscal Alejandrino Rodríguez ordenó la pericia caligráfica de la firma. El dictamen del Laboratorio Forense es el siguiente: “El acta de otorgamiento de fianza personal atribuida a Joel Eisen no pertenecen a dicha persona”.

Agrega: “La firma estampada en el escrito inicial de demanda…presenta los mismos gestos gráficos a los escritos de la señora Jasmin Anahi Pereira Rivas, por lo tanto pertenecen a dicha persona”.

La actuaria judicial Pereira Rivas debe enfrentar una imputación que tiene como base una pericia caligráfica que la condena; a pesar de ello, sigue cumpliendo funciones normalmente en el juzgado del primer turno. Si el Poder Judicial fuera decente, luego de la pericia ya habría estado suspendida.

La denuncia patrocinada por el abogado Arnaldo Gaona es real: la firma de Joel Eisen se falsificó y el expediente que surgió de un acto ilícito no tiene ningún valor.

La historia no termina aquí, queda tela por cortar: el 24 de febrero último, el mismo abogado Arnaldo Gaona se presenta en el juzgado de Caaguazú y pide intervención en un juicio que comenzó con una firma falsa y el pago de un millón de dólares, en representación de Nivaldo Ourikes Kestring.

En el mismo escrito recuso a todos los jueces que entienden el caso: Graciela Ramirez Franco, Miguel Angel González Brítez y Alberto Godoy Vera.

El 22 de diciembre de 2014, el abogado Arnaldo Gaona denuncia la falsificación de la firma de Joel Eisen. El 17 de agosto de 2015, respondiendo a su pedido, el Ministerio Público ordena la pericia que demostró que la firma es falsa. El 20 de diciembre de 2016 se imputa a los supuestos responsables de la falsificación, en base a la denuncia de Arnado Gaona.

Y el 24 de febrero de 2017, el mismo Arnaldo Gaona pide cobrar un millón de dólares que surge de la falsificación de la firma de Joel Eisen. Gaona denunció y demostró que la firma es falsa pero ahora pretende embolsar un millón de dólares junto con Nivaldo Ourikes Kestring.

 

 

 

 

Fuente:abc

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter