Una ciudadana alemana fue detenida e imputada por el presunto asesinato de su pareja en la ciudad de Areguá. La mujer declaró ante la Fiscalía que intentó quitarse la vida con un cóctel de pastillas y que no recuerda nada de lo que ocurrió después.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron este domingo a la ciudadana alemana Barbel Hubert, de 68 años, como sospechosa del asesinato de su esposo, Hans Jurger Egon Hubert, de 69, registrado este sábado en horas de la tarde en el barrio Kokue Guazú de Areguá.

La fiscala del caso, Sonia Pereira, informó que la mujer ya fue imputada por homicidio y se solicitó su prisión preventiva.

La mujer declaró que tomó varias pastillas para quitarse la vida y que no recuerda nada de lo que pasó. Dijo que al despertar encontró el arma en su mesita de luz y que al ir a la habitación de su esposo lo halló tendido en el piso.

En ese momento, indicó que entró en pánico porque asumió que ella había cometido el asesinato y huyó, con intenciones de quitarse la vida.

La mujer dio aviso al propietario de la vivienda que alquilaban que había asesinado a su marido y que se quitaría la vida. La detenida ya fue sometida a la prueba de sangre y parafina.

El hombre recibió dos impactos de balas, uno de ellos en el brazo y el otro en la zona abdominal, que le produjo la muerte.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter