Aquejado por un problema gástrico que lo tenía sin poder retener alimentos, David Recalde fue hospitalizado en el Hospital Central del IPS donde tres días después falleció atado a una cama sin recibir la atención médica que requería, denuncia su familia, El hombre gritaba pidiendo auxilio, pero no recibía medicación ni era alimentado según su hermana Daisy. La familia Recalde presentó una denuncia por negligencia médica contra la previsional.

David Recalde (45), es otra de los asegurados, víctimas de la inoperancia del (IPS), que lo dejó morir de hambre atado a una cama según denuncia su hermana, Daisy Recalde Paredes, que acusa a la previsional por la muerte de su único hermano y saca a la luz otro terrible caso de posible negligencia médica.
El hombre, padre de dos hijos y reservista militar, falleció en el Hospital Central el pasado n17 de abril, luego de que ingresara al nosocomio por problemas gástricos.

“Mi hermano estaba atravesando por una condición gastrointestinal. No retenía ningún alimento. Pese a los estudios que le realizaron en el IPS, lastimosamente jamás le detectaron ni diagnosticaron nada”, explicó Daisy.
Según la denunciante, David posteriormente comenzó a tener presión arterial alta, dolor de cabeza, estados de inconsciencia, en algunos momentos fiebre, convulsiones y problemas graves de oxigenación sanguínea y pulsación cardiaca.

Fue en ese momento que se pidió la internación del hombre en el Hospital Central, por lo que ingresó al área de urgencias el jueves 14 de abril a las 23:00. En ese sitio, según recuerda Daisy, su hermano era alimentado vía sonda y todavía estaba consiente. “Él estaba totalmente consiente. Nos habló, nos hizo bromas y nos dijo que pronto se iba a recuperar para volver a casa cuanto antes”, recuerda su hermana.

Daisy contó a ABC que fueron numerosos los inconvenientes en el IPS durante esos cortos días que David luchó por su vida. El hombre falleció en una sala común del nosocomio, tres días después de su internación.
Según indica, en el Hospital Central se negaron a realizarle una tomografía a David por su sobrepeso, ya que “la máquina solo podía aguantar 110 kilos”. Recién cuando su hermana protestó y golpeó puertas, accedieron a realizarle el mencionado estudio a David.

Pese a la desesperación y exigencia de la familia, a David tampoco le realizaron una resonancia magnética. Los médicos del IPS alegaron que recién se podía realizar dicho estudio el lunes, es decir, cuatro días después de su internación porque “estaban en Semana Santa” y no había técnicos o especialistas para manejar el equipo médico.
“Por ser feriado o día festivo no pudieron hacerse estos estudios, situación que demuestra claramente la dejadez, desidia, despreocupación y abandono al paciente por parte del IPS”, sostiene Daisy.

Pedía auxilio retorciéndose de dolor
Aunque el calvario de la familia Recalde no duró mucho, fue terrible según el relato de Daisy, que logró grabar varios videos en donde se puede ver a su hermano, gritando y pidiendo auxilio, atado a una cama.

“El sábado al medio día le tiraron en una sala común y al día siguiente, domingo 17 de abril a las 13:00, él falleció. Le dejaron morir. Le quitaron su cama de urgencias de pacientes críticos y en lugar de llevarlo a terapia intensiva, le tiraron en una sala común sin sonda de alimentación”, lamenta su hermana

Daisy continuó diciendo que “pese a que David ya no comía hace dos semanas, lo dejaron sin suero para hidratarlo, lo dejaron sin electrodos, sin calmantes fuertes para que se tranquilice, sin nada. Lo dejaron morir a su suerte”. La condición de David había empeorado significativamente en poco tiempo y en el IPS nadie hizo nada según la denuncia de su hermana.

“Yo sufría con él. Me decía ´no doy más, me voy a morir, me están matando Daisy´, pero nadie, absolutamente nadie se dignó a ayudarle. Fue terrible. Él gritaba, se retorcía del dolor, no aguantaba más. Pasaba horas sin alimentación, sin suero y sin que se le administre calmantes”, lamenta su hermana.
David murió solo, atado a la cama
Según cuenta Daisy, hasta tuvieron que atar a David la cama para que el hombre dejara de retorcerse de dolor.
“Esa fue la noche más terrible que pasamos como familia”, asegura la denunciante, quien recuerda que tampoco podían ingresar a cualquier hora junto a su ser querido, porque había “estrictas horas de visita. Fue así que su único hermano, murió solo y atado a una cama del Hospital Central del IPS, el domingo 17 de abril.
Conforme el relato de Daisy, cuando ese día llegó el horario de visita, ingresaron a las 13:00 a verle a David, pero ya lo hallaron sin respirar.

Pese a que se pidió ayuda urgentemente y se intentó reanimarlo, ya fue muy tarde para David. “Mi hermano ya estaba muerto quién sabe desde qué hora. Si mi cuñada no hubiera entrado, los médicos jamás se hubieran dado cuenta de que mi hermano ya había fallecido”, lamenta Daisy. Según la mujer, lastimosamente ni los enfermeros encargados de controlar los signos vitales de David cumplieron con su deber.
IPS dice que murió por ACV
En el acta de defunción de David, consta que el hombre supuestamente murió por un accidente cerebrovascular.
No obstante, Daisy asegura que ningún estudio realizado a su hermano indica que David tuvo un ACV.
“Nunca me dieron un diagnóstico porque en su tomografía ni estudios previos que se hizo salió algo. Él entró hablando ahí y salió muerto”, lamenta su hermana, quien cree que su hermano quizás murió por un infarto ocasionado por la falta de atención médica de la previsional.

“Nadie nos va devolver a mi hermano, pero por lo menos quiero que la gente se entere de cómo siguen manejándose en ese asqueroso lugar, donde abandonan y matan gente inocente”, dice Daisy.
Familia presentó denuncia penal contra el IPS
Tras la muerte de David, la familia Recalde presentó su denuncia contra el Instituto de Previsión Social, el 11 de mayo en la fiscalía barrial 7. La causa está a cargo de la fiscala Carina Seron.
Parte de la denuncia dice que los responsable cometieron varios delitos por haber abandonado y omitido auxilio como es deber y obligación de los profesionales de blanco y del Instituto de Previsión Social, asegurando que mínimamente se trata de un “homicidio culposo”.

La hermana de David dice que lamentablemente a su familia le tocó padecer
“la desidia, negligencia, omisión de auxilio y el homicidio culposo de un hombre bueno” que creyó en el IPS, un seguro social que por tantos años había pagado esperanzado de recibir una buena atención médica. “De corazón imploro justicia porque es la única manera de que David pueda descansar en paz y que nosotros, su familia podamos tener cierto alivio”, dice Daisy.
Don Ramón, perdió la pierna equivocada
Recientemente, se denunció el caso de don Ramón Samudio, quien fue amputado del miembro inferior equivocado en el Hospital Central del IPS.
Pese al intento de las autoridades de la previsional en ocultar información y asegurar que todo se trato de un “error de comunicación”, se conoce hoy que la operación fue realizada por médicos residentes sin la tutoría de un jefe de guardia.

Tras el caso de posible mala praxis que está siendo investigado, se cambio al director médico del Hospital Central así como al jefe de traumatología del IPS. No obstante, la ciudadanía pide la destitución del presidente del IPS, Vicente Bataglia.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter