La pequeña fue diagnosticada con miocardiopatía restrictiva, por lo que con suma urgencia necesita que aparezca un donante.

Jenni se encuentra como prioridad en la lista de espera para ser sometida a un trasplante, por su delicado estado de salud.

Rosanna Menchaca, una de las personas que ayuda a la madre de Jennifer a difundir su caso y a concienciar a las personas sobre la importancia de la donación de órganos,  que cada día es una batalla más, pero al mismo tiempo es un día menos, atendiendo a que la salud de la niña se va deteriorando.

La paciente no pierde la esperanza de que aparezca un donante para que pueda retornar a su hogar y volver a la escuela, Jenni solo pide un nuevo corazón sano y fuerte. Algunas cartas en las que ella explica su caso se hicieron virales en redes sociales.

“La mamá de Jenni no está rezando para que alguien muera, ella está rezando para que alguien que está pasando por una situación difícil pueda darle vida a su hija “, mencionó Menchaca.

La jefa de Cardiología del Hospital General Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”, Nancy Garay, había dicho en febrero pasado que la paciente no podía utilizar el corazón artificial mientras aguarda un trasplante por falta de insumos. Sin embargo, el Ministerio de Salud lo había negado.

Para cualquier tipo de ayuda a la familia de Jennifer, pueden contactar con su madre, Virginia Aguilar, al número (0984) 746-404.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter