Según manifestaron los intervinientes, la mujer estuvo encerrada por varios días en la vivienda y estaba siendo sometida constantemente a torturas. La misma ya no se comunicaba con sus familiares, incluso ya no iba a su trabajo.
La víctima pudo enviar algunas fotografías de su cuerpo a una compañera de trabajo, quien envió la imagen a su hermana. Así los familiares realizaron la denuncia en el Ministerio Público.
Posteriormente, la fiscala Claudia Aguilera pidió al Juzgado allanar la vivienda y este jueves en horas de la tarde una comitiva fiscal y policial logró rescatarla.
El supuesto autor del hecho estaba en el lugar y quedó detenido en la Comisaría 7ª de Ñemby. El hombre sería imputado por los delitos de privación ilegítima de libertad, violencia intrafamiliar y lesión grave.
 
Le desfiguró el rostro
La misma fue llevada inmediatamente hasta el Hospital de Ñemby y luego fue derivada al Hospital de Trauma en Asunción, donde permanece internada. Registró múltiples hematomas en el rostro, además de golpes y cortes en hombros y en muslos.
El terrible hecho se dio en el barrio Pa’i Ñu de Ñemby, donde vivía la joven con su concubino, informó la Policía Nacional.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter