Una inolvidable situación vivieron ayer los pobladores del barrio San Miguel de la ciudad de Capiatá, donde una kurijú enorme generó susto entre los vecinos, quienes finalmente participaron del rescate del animal.
Por otra parte, este viernes por la mañana se reportó que un puma ingresó a una vivienda en la localidad de Remansito.

Probablemente en el intento de huir de los incendios forestales o quema de pastizales  que afectan a sus respectivos hábitats, algunos animales salvajes van apareciendo en zona pobladas, lo que genera el susto de los vecinos.
Ayer, jueves, se registró un particular episodio en el barrio San Miguel de Capiatá, donde una Kurijú de un enorme tamaño movilizó a la comunidad.

Al respecto, una vecina de la zona, Sonia Melgarejo, manifestó que un vendedor de remedios medicinales fue quien pisó al animal por accidente y, ante esto, alertó rápidamente a los pobladores, quienes dieron aviso a las autoridades y también colaboraron para llegar a retener al animal.

Según manifestó Melgarejo a la redacción de ABC Color, el animal no fue herido por ningún
poblador y finalmente fue liberado en un arroyo cercano.
Por su parte, el capitán de bomberos Francisco Bellasai detalló que esta serpiente no
representaba un peligro para las personas al no ser venenosa y reiteró que el animal se
encontraba en su hábitat.

Puma en Remansito
Trasladándonos a hoy, los residentes del barrio Remansito de Villa Hayes tuvieron un episodio similar al constatar que un puma había ingresado a una vivienda de la zona, presumiblemente buscando refugio ante incendios que afectan el departamento de Presidente Hayes.
Tras dar una alerta a las autoridades, técnicos de la Fundación Marys Llorens acudieron al lugar y rescataron al animal, que se mostraba bastante agitado

Según indicaron desde el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), el rescate se concretó con la participación de técnicos de Vida Silvestre de la cartera estatal y veterinarios del Zoológico de Asunción. Finalmente, el ejemplar quedará a cargo del Jardín Botánico para los cuidados, detallaron desde el ministerio.

Mono en Fernando de la Mora
Otro animal que llamó la atención de las autoridades del Mades este viernes fue el se presentó en la zona Norte de Fernando de la Mora, tratándose de un mono Carayá en el techo de una vivienda ubicada en cercanías del Polideportivo Municipal de la ciudad.

Según confirmó el director de Vida Silvestre y Fiscalización del ministerio, Julio Mareco, la institución ya tiene conocimiento del caso y prevé el despliegue de funcionarios para realizar una intervención.
Asimismo, Mareco detalló que se trataría de un Carayá y podría tratarse de la mascota de algún vecino.
Por su parte, la técnica de la Dirección Biosilvestre del ministerio, Cynthia Vera, consideró que es “imposible” que este animal habite en una zona muy urbana, con lo que también sostuvo que podría estar viviendo en la residencia de alguna persona.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter