Eran las 7.00 de este jueves cuando dos hombres, encargados de cuidar el recinto del cementerio de Pedro Juan Caballero, realizaron un recorrido de rutina como todas las mañanas.
Uno de ellos frenó el paso al ver que un cuerpo estaba expuesto al lado del panteón donde este miércoles fue sepultado.
Es el cuerpo de un ciudadano brasileño identificado como Julio Cardozo de 70 años. El hombre había fallecido en el Hospital de Ponta Porã por una insuficiencia cardíaca y fue enterrado alrededor de las 16.00 de este miércoles en el cementerio central, ubicado en plena zona céntrica, en el barrio General Díaz.
No se tienen más detalles del caso. No hay pistas hasta el momento que revelen quién profanó la tumba y se llevó partes del cuerpo. Esperan, ahora, a familiares y agentes de Criminalística y del Ministerio Público para determinar qué acciones tomar.
Hasta ahora no se tiene información de la aparición de algún familiar.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter