Un paciente con COVID-19 internado en INERAM dejó de requerir ventilación mecánica gracias a la mejoría en su estado de salud, siendo trasladado a una sala intermedia para seguir su tratamiento. Este hecho se convierte en una nueva victoria dentro de la lucha contra la enfermedad en los hospitales. A la fecha, el porcentaje de mortandad en UTI llega a cerca del 60%.

En el transcurso de este viernes, un hombre de 42 años que se encontraba internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del INERAM desde hace más de 8 días logró superar una nueva etapa dentro de su proceso de recuperación.

Según comentó el Dr. Felipe González, director de la institución, este paciente había ingresado hace más de una semana en muy mal estado y debido a la gravedad de su cuadro fue conducido de urgencia a terapia intensiva.

Una vez allí, el personal médico hizo todo el esfuerzo para poder rescatarlo, cosa que no fue posible, obligando a brindarle asistencia mecánica respiratoria con un respirador.

Tras varios días de tratamiento e internación, finalmente hoy se le pudo retirar la asistencia ventilatoria y derivarlo a una sala intermedia donde ya requiere un mínimo monitoreo, a la espera del alta hospitalaria que se daría en las próximas semanas, manifestó.

González destacó que hoy también se concretó el alta de otras 5 personas de la unidad de cuidados intermedios, noticia que celebró de igual manera ya que se trata de una nueva victoria en la lucha contra el COVID-19 a nivel hospitalario.

Según mencionó, esta es el área que más rotación está teniendo debido a que varios pacientes logran recuperarse poco a poco. “Gracias a Dios estamos rescatando a varios de ellos”, acotó.

El profesional comentó que hasta el momento el porcentaje de mortalidad en UTI del COVID-19 fue mejorando paulatinamente, ya que al principio era de casi 90% de mortandad y hoy día se aproxima solo al 60%.

“Si vamos teniendo resultados positivos como hasta ahora, eso va a disminuir hasta llegar a la tasa mundial que está entre el 30% y 50%”, manifestó.

El director del INERAM instó a la donación de plasma por parte de recuperados del COVID-19, dado que esto podría ayudar enormemente al tratamiento de aquellos pacientes que siguen internados.

Asimismo, sostuvo que ahora más que nunca tiene que primar la solidaridad, el cuidado de cada uno y exigir que los demás se cuiden para prevenir el contagio de la enfermedad, ya que esta lucha la ganamos entre todos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter