Max Narváez, abogado de Lilian Zapata y Reiner Oberüber, madre y padrastro de la niña desaparecida en Emboscada, respectivamente, afirmó que la mujer, en su declaración este lunes ante el Ministerio Público, relató que el abuelo materno abusaba sexualmente de su nieta.

“La madre no quería que se quedaran con su padre, a la vez abuelo de las niñas”, dijo Narváez en conversación con La Unión.  En ese sentido, el abogado ha señalado que Zapata declaró que la nena desaparecida fue víctima de violencia psicológica y física, e incluso de abuso sexual por parte de su padre, el señor Rufino Zapata, a partir de los 5 años de edad.

Narváez expuso que todo ello puede probarse con pericias psicológicas y psiquiátricas. “No se trata solo de un hecho de abuso sexual, sino de pedofilia, porque parece ser que el señor fue constante en esto a través del tiempo”, expuso.

La niña desapareció el 15 de abril del 2020 en horas de la mañana, pero la madre denunció el hecho 24 horas después. Ella estaba jugando con dos cabras que aparecieron 10 días después a unos 10 kilómetros de la residencia donde vivía. Sucedió en una casa de campo situada en la compañía Isla Alta de la ciudad de Emboscada, Departamento de Cordillera.

Oberhuber actualmente se halla recluido en el penal de Villarrica por posesión de pornografía infantil, mientras que la madre de la nena, Lilian Zapata, está presa en la cárcel de mujeres de Ciudad del Este.

Se espera que para hoy el Ministerio Público presente acusación contra ambos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter