Vidalina Martínez, líder del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), contó que están instalados en la carpa de la resistencia por tiempo indefinido, hasta tanto consigan respuestas de las autoridades.

Los labriegos piden que el Estado desembolse la suma de 34 millones de dólares y así se honre los compromisos que tienen en entidades públicas y privadas. Además de esto, que se reconozcan algunos asentamientos campesinos, con la compra de ciertos lotes ocupados.

“Los otros compañeros están en las calles, para demostrar al Gobierno que no somos haraganes o porque queremos estamos en las calles. Mostramos nuestra resistencia así”, dijo.

Martínez estimó que están entre 12 y 15 mil personas movilizadas en el sitio. “Tenemos pendiente cargar más la plaza el próximo lunes”, adelantó.

Comentó que saben de la situación financiera de cada uno de los campesinos, que ya no resisten la carga por sus deudas. “El banco privado no quiere saber nada, rápido lleva a cabo el desalojo, acá el 98 % está con embargo”, acotó.

Para la senadora oficialista Lilian Samaniego, quien recibió a los líderes de los campesinos, la condonación de las deudas no es posible.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter