Indicó también que no pueden licitar por los precios que figuran en los supermercados y despensas por que desde su cartera necesitan comprar por kilos, para que no falte merienda a ningún niño.

Instó a la gente a ir a los supermercados o preguntar a “sus patronas” sobre el precio. “No existe diferencias de precios. Todo lo que tiene ver con alimentación escolar está dentro del precio referencial.”, dijo. Agregó que los precios también están aprobados por Contrataciones.

Finalmente, refirió que “lo mejor de todo”, es que van a realizar una subasta a la baja. “Los precios referenciales no son los finales. Es decir, los oferentes van a ir luchando a la baja y al final, comparemos mucho más barato los productos”, afirmó.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter