Grande fue la sorpresa de la municipalidad al verificar que la cuenta catastral que aparece en el documento corresponde a las oficinas de Aseo Urbano y la SEAM autorizo el funcionamiento del vertedero sin corroborar la ubicación; en la que aparece la dirección de avda. Jaime San Just. Hicieron figurar la Oficina como relleno sanitario. Mañana presentaran formalmente la denuncia.

Aparentemente las dos instituciones en complicidad fraguaron la falsificación de documentos.

La resolución es del 2014, el ministerio publico aun no se ha pronunciado por la denuncia.

 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter