María Concepción Queiroz, conocida como María Paraguaya, quien dijo haber encontrado al pequeño el pasado 10 de octubre, es la principal sospechosa, ya que en su casa estaban dos pequeñas, una de 9 años y otra sin edad determinada, de acuerdo a los reportes. Algunas versiones indican que la mujer dijo que llevó a las niñas, para buscarles marido en el vecino país.

Según los datos, la mujer pedía 700 reales (G. 1.200.000) para iniciar los trámites de adopción de las criaturas; sin embargo, aún no trascendió la identidad de la pareja interesada en el niño encontrado.

Inusual

“La verdad, no hubo abandono, los niños estaban siendo traídos de Paraguay, para adopción ilegal”, sostuvo Raisa de Vargas Scariot, delegada del Núcleo de Protección del Niño y el Adolescente (Nucria, en portugués).

María Paraguaya prestó declaración, primero como testigo, pero, “desde el principio, vimos que su comportamiento era inusual”, apuntó la funcionaria. También indagarán sobre el origen del bebé, a fin de determinar quiénes son sus padres, presumiblemente paraguayos.

Otras 2 niñas
La mujer de origen paraguayo tenía en su casa a dos niñas y la Policía investiga qué hacían ahí, ya que no son hijas de la dueña, según los datos.

El niño que aparentemente fue abandonado en la ciudad de Cascavel, en el oeste de Paraná, Brasil, habría sido llevado desde Paraguay para ser adoptado de forma ilegal. Además, la persona que lo llevó habría cobrado una suma de dinero, según revela el avance de la investigación.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter