Corrían las primeras horas de ayer y la ausencia de don Pedro (nombre ficticio) llamó la atención de sus familiares. En la tarde del domingo, el hombre se había encerrado en su pieza y de allí ya no salió. Su exdoña e hijo fueron hasta la habitación, echaron la puerta y se encontraron con un desagradable episodio.

El argentino de 54 años estaba tirado en su cama, inconsciente y empapado en sangre. Una nota de puño y letra revelaba su decisión: intentó sacarse la vida cortándose el miembro viril. Sin embargo, fue socorrido a tiempo hasta IPS y lograron salvarle. Horas después le dieron de alta. El hecho ocurrió en Luque.

El policía Víctor Vera, jefe de la comisaría jurisdiccional, contó que la mujer llegó hasta la sede policial para dar a conocer el hecho. Comentó que desde hace un tiempo vivían en la misma casa, pero separados, ya que arrastraban muchos problemas. La mujer se había negado a regresar con él e incluso, aparentemente, ya estaba en trámites con otro hombre.

“Seguramente fui engendrado por el demonio, por eso causo tanto daño. De esta forma ya no tengo que sufrir”, escribió Pedro en su carta.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter