Los autodenominados campesinos sin tierra ya no estarían permitiendo que se trabaje en el predio hasta que se tenga la aprobación o el rechazo de parte del Ejecutivo de la expropiación de las 950 hectáreas de tierras que días atrás fue aprobada en Diputados.

La tensión en el sitio generó que un importante número de efectivos policiales fuera destinado nuevamente al lugar. Según la policía, los uniformados fueron atacados con foizas, machetes, honditas y cascotes por unas 100 personas.

Resultaron heridos por el ataque unos seis uniformados. Los agredidos son: Guido Pico Bogarín, Pablo Giménez, Gabriel Legal, Blas Vera, Yeny Antonio Varela, Ignacio Cañete y Francisco Espínola, quienes fueron asistidos en el Hospital Lucero del distrito de Raúl A. Oviedo.

Los intervinientes efectuaron disparos intimidatorios con balines de goma y gases lacrimógenos para esparcir la turba de labriegos. También resultó herido un campesino.

El poblador de Guahory, Julián Torres, reconoció que un grupo de labriegos se oponen a la intención de los colonos brasileños en ingresar para cultivar en las 950 hectáreas de tierras que aún siguen en disputa.

Añadió que nuevamente se aproxima un conflicto en el lugar, atendiendo que los lugareños no permitirán que se utilice el predio mencionado. Frente a dicha situación, la policía está anunciando nuevamente un gran despliegue de personal en la colonia.

Por su parte, el colono descendiente de brasileños Jair Wader indicó que la intención de esta mañana fue realizar mantenimiento de tierras tras la última cosecha realizada en el lugar, y al intentar ingresar, las maquinas fueron atacados por los autodenominados campesinos sin tierra. Refirió que la tensión volvió a aumentar después de que la Cámara de Diputados aprobó la expropiación de tierra.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter