Sabino Ramón Benítez

Admiración y respeto hacia nuestros policías que no se dejaron intimidar a pesar de ser ampliamente inferiores en recursos y armamentos que los delincuentes.

Condolencias a la familia del policial abatido, Cristiana Resignación para todos ellos.
Lo que ocurrió en CDE es un gran estirón de orejas a nuestras autoridades que no aceptan críticas de la ciudadanía. Hasta cuando van a dejar a nuestra policia a su suerte, que defienden hasta con sus vidas cada situación que se les presenta, sin ningún entrenamiento, sin elementos de trabajo, sin un salario justo.

El Paraguay necesita SALUD, EDUCACIÓN Y SEGURIDAD, no World Trade Center en cada ciudad.

Para que la democracia funcione no se debe oprimir al pobre hasta que pierda la poca dignidad que nos queda.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter