Las autoridades de Argentina investigan un doble asesinato registrado en la localidad de Vicente López, donde una pareja fue acribillada a balazos y la sospechosa del hecho es una empleada doméstica paraguaya, quien ya se encuentra detenida.

Esto complica la situación de la única detenida por el doble crimen, la empleada doméstica María Ninfa Aquino (64), conocida como «Nina», ya que ella declaró que no vio nada que le llamara la atención cuando llegó, por la mañana, a las 6.50 del jueves, al chalé de la calle Melo al 1100, adonde estuvo dos horas hasta que fue al garaje y encontró los cuerpos.

La mujer está presa, acusada de «entregadora». Este miércoles, su abogado defensor, Hugo López Carribero, presentó un recurso de habeas corpus ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro para que sea liberada, al considerar su detención como «ilegítima y arbitraria».

Doble crimen en Vicente López: así quedó la casa tras los asesinatos de Del Río y Alonso.Doble crimen en Vicente López: así quedó la casa tras los asesinatos de Del Río y Alonso.

Según se puede ver en las imágenes, algunos de los sillones en el living quedaron patas para arriba, la habitación estaba revuelta y el sistema de videovigilancia había sido violentado.

También se observa en el piso una cartera tipo sobre con sangre a su lado, cajones abiertos con objetos tirados, camperas en el suelo, ropa tirada sobre la cama o papeles revueltos.

«La mujer está detenida injustamente», dijo el abogado Hugo López Carribero en referencia a la empleada doméstica. Está alojada está alojada en la Comisaría de la Mujer de San Isidro. Ahora, el juez de Garantías de San Isidro, Ricardo José Costa, tiene tres días para resolver.

Doble crimen en Vicente López: así quedó la casa tras los asesinatos de Del Río y Alonso.Doble crimen en Vicente López: así quedó la casa tras los asesinatos de Del Río y Alonso.

«No existen elementos suficientes ni indicios vehementes para establecer o sostener la participación criminal de nuestro pupilo en el evento delictivo», dice uno de los párrafos del escrito presentado por López Carribero, quien además ya solicitó la ampliación de la declaración indagatoria de su defendida, pero recién le dieron fecha para hacerlo la semana próxima, por lo que decidió presentar el pedido de excarcelación.

Aquino ya fue indagada el viernes de la semana pasada, al día siguiente de su detención, pero en ese momento, asistida por un defensor oficial, no quiso contestar preguntas de los fiscales y se limitó a presentar un descargo por escrito de una carilla y media en el que negaba la imputación y justificaba la tenencia de la billetera de cuero donde se cree podría haber estado la llave de la caja fuerte de la casa, en que se la había regalado su patrona.

López Carribero adujo que Aquino, de nacionalidad paraguaya, «se encontraba en un estado de shock emocional» al tratarse de «una mujer mayor que acababa de encontrar muertos a sus patrones, con quienes la unía un vínculo laboral desde hace más de 12 años».

Doble crimen en Vicente López: una clave del caso, el sistema de video fue violentado y se llevaron el disco rígido con todas las imágenes.Doble crimen en Vicente López: una clave del caso, el sistema de video fue violentado y se llevaron el disco rígido con todas las imágenes.

«No existe procedimiento esperable ni determinado referente a cómo actuar en éste escenario o contingencia. Es propio de cada persona el someterse a sortear emocionalmente dicho suceso luctuoso y, nada de allí puede surgir criticable y, mucho menos, «sospechoso» tal y como se quiere traducir en un dictamen jurídico», explicó.

La empleada doméstica, quien está imputada como «partícipe necesaria» de un «robo y homicidio agravado criminis causa» -delitos que prevén prisión perpetua-, fue la persona que encontró los cadáveres y quedó detenida por una serie de contradicciones y actitudes extrañas que mencionó en su relato sobre el día del hallazgo.

Según declaró la mujer, dijo que llegó a la casa a las 6.50 y recién a las 9 le llamó la atención que el matrimonio no hubiera bajado a desayunar, pese a que además vio que estaba intacta la cena, un plato con brócoli y alcauciles que ella les había dejado cocinada para la noche anterior.

Doble crimen en Vicente López: los investigadores detectaron que fueron a robar en lugares muy puntuales de la casa.Doble crimen en Vicente López: los investigadores detectaron que fueron a robar en lugares muy puntuales de la casa.

Para los investigadores, los homicidas de Del Río y Alonso robaron unos 10.000 dólares, 1.500.000 de pesos, 50 lingotes de oro de 10 gramos y diamantes, y antes de escapar se llevaron el disco rígido con las imágenes de las cámaras de seguridad de la casa.

El robo y posterior doble crimen fue cometido entre las 16.48 del miércoles pasado -momento del último contacto telefónico de Alonso- y las 4.30 de la madrugada del jueves, horario estimativo de la data de muerte.

Los fiscales manejan la hipótesis de que el matrimonio Del Río fue abordado luego de que la mujer regresara de hacer unas compras a un supermercado -las bolsas con mercadería quedaron arriba del auto-, o que alguien proporcionó una copia de la llave.

Las pericias en la escena del crimen. Foto Guillermo Rodriguez Adami.Las pericias en la escena del crimen. Foto Guillermo Rodriguez Adami.

Las víctimas estaban sentadas con los cinturones de seguridad colocados en los asientos delanteros del Mercedes Benz E350, la mujer del lado del conductor con un tiro en la cabeza y el hombre como acompañante con tres disparos.

El tirador los ejecutó con una pistola calibre 9 milímetros de atrás hacia adelante de derecha a izquierda, por lo que se cree que podía estar en el asiento trasero.

Los Del Río estaban por mudarse a un departamento en el exclusivo edificio Chateau del barrio porteño de Núñez y pensaban continuar viviendo allí, con la misma empleada ahora detenida.

Doble crimen de Vicente López: la billetera que le secuestraron a la empleada doméstica y donde la víctima guardaba la llave de la caja fuerte.Doble crimen de Vicente López: la billetera que le secuestraron a la empleada doméstica y donde la víctima guardaba la llave de la caja fuerte.

Además de abogado jubilado, Del Río tuvo un breve paso por la Policía Federal Argentina (PFA), tenía una relación comercial con una empresa de seguridad privada y era propietario de playas de estacionamiento en la ciudad de Buenos Aires.

GL – EMJ

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter