El exsenador Paraguayo Cubas se desligó de una supuesta intención de candidatarse a la Presidencia de la República en el 2023. De manera tajante mencionó que no deseaba ser el mandatario de “siete millones de inútiles”.

Tras su salida por la puerta de atrás del Congreso Nacional, el destituido legislador del Movimiento Cruzada Nacional se refirió a la posibilidad de pujar por el sillón presidencial, tal como se rumoreó.

“ACLARACIÓN… No quiero ser Pte de 7 millones de INÚTILES… Ovejas con crías rumbo al matadero… Nunca hablé de esa candidatura”, remarcó a través de sus cuentas en las diferentes redes sociales.

Su peculiar posteo generó todo tipo de comentarios, entre ellos los que de igual manera siguen apostando por su figura para las presidenciales del 2023. No obstante, otros que lo seguían lamentaron que el poder lo desvió de su camino.

Cubas fue destituido el jueves del Congreso Nacional luego de haber agredido a dos efectivos de la Policía Nacio­nal en Minga Porã, departamento de Alto Paraná. Sus entonces colegas alegaron además que el político hizo uso indebido de influencia en reiteradas ocasiones, como cuando amenazó con truncar el ascenso de un uniformado.

Yolanda Paredes, esposa y repre­sentante legal de Paraguayo “Payo” Cubas, presentó un amparo cons­titucional ante el Tribunal Superior de Justicia Elec­toral (TSJE) para reclamar la banca del senador des­tituido. Alegó en contacto con la 730 AM que Cruzada Nacional tuvo 60 mil votos y que ahora queda sin representación parlamentaria.

LAS BARRERAS DE PAYO

El analista político Marcelo Lacchi señaló días atrás que Paraguayo Cubas era consciente de que iba a ser echado del Congreso porque esto forma parte de su línea discursiva, pero la jugada le salió con mucha anticipación.

Alegó que para llegar a la Presidencia, el excongresista deberá fortalecer sus bases y ganar espacios en las próximas elecciones municipales. Si logra esto, podrá hasta desbaratar el sistema actual.

“Él es muy egocéntrico e individualista, y eso es un problema que le perjudica porque solo no podrá hacerlo todo. Necesita un proyecto político, con él en la cabeza. Necesita transformar todo lo que hizo y gente que lleve su visión a más personas. Si construye un equipo político, podrá posicionarse como un candidato importante para el 2023 y puede desbaratar mucho el sistema”, resaltó.

LOS OTROS CINCO RAJADOS

Anterior a Payo Cubas, cinco legisladores fueron expulsados o renunciaron a sus bancas por casos de corrupción o faltas de otra índole.

Oscar González Daher fue el primer senador en la historia en ser expulsado por la vía de la pérdida de investidura en 2017.

El 6 de agosto del 2018, José María Ibáñez renunció a su banca en la Cámara de Diputados al no resistir la presión ciudadana.

Jorge Oviedo Matto (UNACE) dejó su banca por segunda vez el 3 de septiembre del 2018 ante los escraches que sufrió tras su reelección como senador.

El 13 de mayo de 2019 fue el día de la expulsión de Victor Bogado de la Cámara de Senadores.

Casi un mes después de la expulsión de Bogado, el liberal Dionisio Amarilla perdía su banca.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter