El presidenciable del Movimiento Honor Colorado Santiago Peña mantuvo un encuentro con un grupo de funcionarios aduaneros, entre ellos varios “magos” de las finanzas, sospechosos de enriquecimiento ilícito, a quienes formalizó como principales aliados de su campaña.

A menos de un año de haber insinuado corrupción en la aduana, por bajas recaudaciones, por lo visto Santiago cambió su parecer sobre los administradores y ahora los tiene de promotores de su candidatura. El mismo viene mostrándose con varios cuestionados aduaneros en los últimos meses, obviando las denuncias de corrupción sobre ellos.

Hace un par de semanas, un importante grupo de funcionarios de Aduanas se organizaron como “Comando Aduanero del Movimiento Honor Colorado” y se constituyeron, acta mediante, en parte del equipo de Santiago. La alianza se formalizó el lunes último en la sede de la ANR, encuentro pautado para las 17:00, horario laboral de varios funcionarios que debieron dejar sus puestos para ir a “hurrear”.

Los aduaneros se manifestaron como fervorosos soldados del candidato del presidente Horacio Cartes. Por su parte Santiago prometió reciprocidad con propuestas para que los funcionarios públicos ganen bien.

En el “Comando”, está por ejemplo el seccionalero y sindicalista, subadministrador en Chaco’i, Gustavo Kirmser, destacado “mago” aduanero que ostenta una cotizada residencia de G. 1.700 millones con un sueldo que subió a G. 7,5 millones al asumir el “nuevo rumbo”.

Este empleado público y su familia llevan vida de reyes, hacen viajes de placer, compras de vehículos de lujo, etc., y como se perfila, seguirá disfrutando de las bonanzas de su cargo mientras en los cajones de la fiscalía pereció una denuncia en su contra por ingresar efedrina como vitamina C en el 2006.

Nuestras fuentes proporcionaron evidencias de un momento de la reunión donde Kirmser increpó a Santiago para que aclare su postura de que la aduana debe volver a depender del Ministerio de Hacienda. El presidenciable respondió que eso fue “un invento” de la prensa y felicitó por las recaudaciones.

En el grupo de incondicionales promotores de Peña también está César Samaniego Morínigo, primo de la senadora Lilian Samaniego, talentoso “mago” aduanero que con un sueldo mínimo construyó un dúplex de G. 400 millones.

Son también flamantes aliados del precandidato Santiago Peña, los siguientes aduaneros: Osvaldo Molinas Riso, quien zafó de una investigación fiscal en el 2008 e inauguró hace poco un edificio de US$ 1 millón; Roberto Fabián Fernández, socio comercial de Luis Roberto Pintos en una fábrica de hielos donde pusieron más de G. 1.000 millones, Javier Agüero que con sueldo de G. 3,5 millones levantó casas de US$ 250.000, y Susana Oviedo Matto, otra cuestionada funcionaria, hermana del senador Jorge Oviedo Matto (Unace), entre otros.

El blindaje de la imputación fiscal por enriquecimiento ilícito que prácticamente está congelada es una preocupación de los “magos”, que de esta forma apuestan por un padrinazgo político.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter