SAN JOSÉ DE LOS ARROYOS, Dpto. Caaguazú.-  El profesor Roberto Galeano, quien se venía desempeñando como director y docente en dos colegios nacionales ,ubicados en las compañías de Arazape-Cristo Rey, y la Colonia Tte. A. Dacak, que en base información, su sueldo mensual oscila alrededor los G. 11 millones. El problema proviene a raíz de una nota presentada a la supervisión de la zona, argumentando motivo de enfermedad, por la que no podía seguir ejerciendo sus funciones, solicitando a la vez hacer oficina en alguna dependencia educativa de la zona. Esta fue la situación por lo que tanto estudiantes, padres de familias y docentes de ambas comunidades, mantuvieron en la fecha una reunión con la Lic. Alcira Benítez, directora departamental de educación del departamento de Caaguazú.

Como resultado arrojó un resultado positivo para la comunidad de Arazape – Cristo Rey, comprometiéndose la directora departamental reponer los rubros de 53 horas cátedras que está a nombre del profesor Galeano, incluso rubro para la dirección en este colegio del lugar. Informando a los mismos que en setiembre habrá concurso al cargo de dirección, para que se presenten los interesados en asumir esa función.

En tanto con los representantes del colegio Nacional de la Colonia Tte. Alberto Dacak, no se pudo zanjar la situación, debido que se mostraron más resistidos, incluso radicalizados en sus posturas, obviando el ofrecimiento de la Lic. Benítez, quien en todo momento buscó solucionar el problema, para dar tranquilidad a los estudiantes quienes son los principales afectados por esta problemática. A raíz de esta situación, según el supervisor educativo, Lic. Carlos Cañete, la directora departamental mantendría otra reunión con los mismos, el próximo lunes.

El profesor Roberto Galeano, en su nota argumenta motivo de enfermedad, lo cual le dificulta  para el cumplimiento de sus obligaciones, ante la instancia de la supervisión que está a cargo del Lic. Cañete.

Este problema, se viene arrastrando desde unos meses atrás, cuando el año pasado, el profesor Roberto Galeano,  fue nominado  para ocupar la supervisión pedagógica de la zona, que en su momento estaba vacante. Lo cual si ocupaba acarrearía la perdida de los rubros en las direcciones y horas cátedras que estaba usufructuando en ambos colegios secundarios de las compañías mencionadas.

 Pero ante la resistencia airada de los padres de familias de los estudiantes de estos colegios, les imposibilitó ocupar el cargo de supervisión, al cual posteriormente renunció.

Por Néstor Ojeda M. 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter